historias graciosas

Un día un tipo muere y baja al infierno. Allí tiene su  primer encuentro con el demonio.
-Demonio: ¿Por que estas tan triste?
-Hombre: ¿Por que me haces esa pregunta tan estúpida? ¡Estoy en el infierno!
-Demonio: Pero, si el infierno no es tan malo... De hecho, nos lo pasamos en grande aquí abajo. ¿Te gusta beber?
-Hombre: Claro, me encanta beber!!!
-Demonio: Muy bien, entonces vas a adorar los lunes. Los lunes es cuando todos bebemos. Whisky, tequila, cerveza, vino... bebemos hasta que nos caemos al suelo y no nos podemos levantar y ¡¡¡además después no tenemos resaca!!!!
-Hombre: Oye, eso suena muy bien.
-Demonio: ¿Eres fumador?
-Hombre: Claro.
-Demonio: Estupendo, entonces vas a adorar los martes. Conseguimos el mejor tabaco de todo el mundo y fumamos hasta que se nos salen los pulmones por la boca. Si pillas cáncer, no te preocupes, ya estas muerto, ¿te acuerdas?
-Hombre: ¡Esto es formidable!
-Demonio: Apuesto a que también eres jugador.
-Hombre: Pues si...
-Demonio: Pues los miércoles jugamos al blackjack, a la ruleta, al poker, a lo que sea. Si te arruinas... estas muerto, ¿no?  ¿También te van las drogas?
-Hombre: ¿Estas bromeando? ¡Me encantan las drogas!
-Demonio: Estas de suerte, el jueves es el día de las drogas. Cocaína, heroína, crack... fumamos porros del tamaño de un submarino. Puedes conseguir todas las que quieras, y a quien le importa ¡¡¡porque ya estas muerto!!!!
-Hombre: ¡Nunca imagine que el infierno era un lugar tan maravilloso!
-Demonio: ¿Eres gay?
-Hombre: No... eso no
-Demonio: ¡¡¡¡Ooooooooooh!!!!.......... me parece que vas a odiar los viernes.

La fórmula 1 apoya a los parados

El equipo de Formula 1 Ferrari despidió ayer a todo su equipo de boxes.
El anuncio es consecuencia de la decisión de Ferrari de tomar ventaja del sistema de desempleo del gobierno español para contratar a jóvenes desempleados de Vallecas.
La decisión de contratarles viene de un reciente documental sobre cómo los jóvenes desempleados de Vallecas eran capaces de quitarle las cuatro ruedas a un coche en menos de 6 segundos. Si tenemos en cuenta la falta de equipación, este resultado es mucho mejor que el que conseguía el equipo de Ferrari, que lo hacía en 8 segundos.
Esto parecía una idea magnifica para los directivos de Ferrari. Casi todas las carreras se pierden o se ganan en los boxes y Ferrari se espera que tenga una ventaja sobre el resto de los equipos de Formula 1.
Las expectativas de Ferrari, de hecho fueron fácilmente superadas.
Durante la primera sesión de entrenamiento del nuevo equipo, no sólo fueron capaces de cambiar las ruedas en menos de 6 segundos, sino que en 12 segundos pintaron el coche, le pusieron pegatinas nuevas y se lo vendieron al equipo de McLaren a cambio de 4 docenas de litronas y un par de gramos de farlopa

La motosierra que corta 100 árboles


Un hombre entra en una ferretería con una motosierra en la mano y se dirige al dependiente:
- “Oiga, usted me dijo que esta motosierra que he comprado cortaba cien árboles en una hora. Yo la he probado y, como mucho, corta ochenta...”.
- “Pues no se preocupe, que ahora la probamos”. El vendedor conecta el aparato y comienza a sonar el motor: - “VRRRRRRRRROOOOOMMMMM... VROOOOOOMMM...”. El hombre se retira asustado y exclama: - “¡Ahí va!, ¿y ese ruido qué es?”.

El camionero confiado

Un camionero se encontraba trasladando a un grupo de pingüinos hacia el circo. Al pasar por un pueblo de Aragón, se le estropeó el camión. Ante el temor de que no llegasen a tiempo los animales, le dijo a un pueblerino que pasaba por allí:


- “Oiga, ¿le importaría llevar a estos pingüinos al circo?, le doy diez mil pesetas”.
- “Sí, hombre, cómo no, ahora mismo voy”.
El caso es que el camionero arregló su camión, se dirigió al circo y preguntó:
- “¿Han llegado los pingüinos?”.
- “Qué pingüinos, si aquí no ha venido nadie...”.
El hombre del camión regresa al pueblo y, en el camino, se encuentra a los pingüinos en fila, con el aldeano por detrás con una vara.
- “Pero, hombre, ¿no le di diez mil pesetas para que llevara a los pingüinos al circo?”.
- “Sí, señor, y con las cinco mil que han sobrado, los llevo al cine”.

Carmencita y los agujeros

En clase, la profesora pregunta a los alumnos:


- “¿Quién de vosotros sabría decirme cómo se puede meter un agujero en otro agujero?”.
Carmencita levanta la mano y dice:
- “Yo sé cómo se hace”.
- “¿Cómo?”, pregunta la maestra.
Entonces, Carmencita une el pulgar con el índice de las dos manos formando un anillo y luego los apoya alrededor de la boca.
- “Ya está, señora profesora, un agujero en otro agujero”.
- “Muy bien”, dice la profe, “y ahora a ver quién sabe cómo meter tres agujeros en un agujero”.
Carmencita levanta la mano:
- “Dime, Carmencita”.
- “Lo mismo de antes, señora profesora, pero esta vez los dedos hay que ponerlos alrededor de la boca y los agujeros de la nariz. Así tenemos tres agujeros en uno”.
- “Muy bien, Carmencita. Y ahora, ¿quién sabría decirme cómo meter cinco agujeros en un agujero?”. Carmencita vuelve a levantar la mano.
- “A ver, Carmencita”.
- “Muy fácil, señora profesora. Lo mismo que antes, pero ahora los dedos cubren boca, nariz y ojos. Así, cinco agujeros en uno”.
Entonces, Jaimito, que se está cansando de que Carmencita se lo sepa todo, dice:
- “Señora profesora, quiero hacer yo ahora una pregunta. ¿Cómo se hace para meter nueve agujeros en un agujero?”.
Nadie contesta, e incluso Carmencita se queda callada. Entonces, la profesora exclama:
- “No lo sabemos, Jaimito. ¿Por qué no nos lo explicas?”.
- “¡¡¡Hacemos que Carmencita se trague la flauta...!!!”.

Las leyes de Murphy de los estudiantes

 

Leyes del alumno según Murphy: 

1.- El alumno no saca ceros, colecciona huevos de colores. 
2.- No copia, ejercita la vista. 
3.- No sopla en los examenes, pone las respuestas en común. 
4.- No se distrae, examina las moscas. 
5.- No se duerme, reflexiona. 
6.- No fuma, se relaja. 
7.- No hace novillos, le reclaman en el bar. 
8.- No come chicle, fortalece la dentadura. 
9.- No habla, intercambia opiniones. 
10.- No enfada al profesor, estudia sus reacciones. 
11.- No llega tarde a clase, se culturiza en el exterior. 
12.- No está en las nubes, examina los fluorescentes. 
13.- No pone pegas, sirve de relaciones públicas. 
14.- No lee revistas, se informa. 
15.- No critica al profesor, le saca defectos. 
16.- No le enseñan, aprende. 
17.- No suspende, le suspenden. 
18.- No dice tacos, se desahoga. 
19.- No va al despacho del director, lo visita. 
20.- No le echan de clase, va a dar una vuelta. 
21.- No destroza la clase, la decora a su gusto. 
22.- Cuando un alumno sale a la pizarra, toda equivocacion se debe al movimiento ondulatorio de la tiza.